Semana Santa Sevilla

Nombre completo

Real, Antigua, Ilustre y Fervorosa Hermandad Sacramental, Concepción de Nuestra Señora, Santa Espina de Nuestro Señor Jesucristo, Ánimas Benditas, Nuestra Señora de la Esperanza, Divina Enfermera y Cofradía de Nazarenos de la Sagrada Lanzada de Nuestro Señor Jesucristo y Nuestra Señora de Guía, San Juan Evangelista y María Santísima del Buen Fin.

Dia de procesión

Miércoles Santo

Templo

Iglesia de San Martín del s. XV

Recorrido Hermandad de La Lanzada

El recorrido de La Lanzada en Sevilla en este año 2010 es el siguiente:

17.45. Plaza San Martín – 17.47. Saavedra – 17.55. Alberto Lista – 18.10. Conde de Torrjeón – 18.35. Plaza de Europa – 18.40. Alameda de Hércules – 18.50. Trajano – 19.27. Duque de la Victoria – 19.45. Campana – 20.25. Plaza San Francisco – 20.55. Catedral – 21.33. Placentines – 21.41. Alemanes – 21.50. Conteros – 21.55. Argote de Molina – 22.06. Placentines – 22.15. Francos – 22.25. Chapineros – 22.37. Álvarez Quintero – 22.55. Plaza del Salvador – 23.15. Cuna – 23.50. Plaza Villasis – 23.55. Orfila – 00.10. Fernando de Herrera – 00.15. Daoíz – 00.30. García Tassara – 00.38. San Andrés – 00.50. Cervantes – 01.05. Plaza San Martín – 01.05. Entrada a Templo

Musica

Tras el paso de misterio, banda de las Tres Caidas. Tras el paso de palio Sociedad Filarmónica de Pilas.

Túnicas

Las túnicas de la Lanzada son de color crema, antifaz y cíngulos encarnados

Historia de la Hermandad de La Lanzada

La cofradía de La Lanzada nació en la parroquia de San Nicolás, donde ya existía en 1612, aunque se desconocen las vicisitudes que tuvo anteriormente. Hacia 1595 se puede fechar la fundación, ya que en el llamamiento para concurrir a la procesión del Corpus, en 1602, ocupaba el lugar noveno, conforme a la antigüedad de sus reglas.

Por el abad Gordillo es llamada la cofradía de Guía y Lanzada. Parece ser que la advocación de Guía procede de una antigua hermandad de luz, luego unida a la Lanzada, por lo que tomaron este nombre para la Dolorosa. Posteriormente, se trasladó al convento de San Basilio, donde adquirieron capilla en 1670, la misma que gozó la cofradía de la Humildad y Paciencia.

Desde 1714 hasta 1786 efectuó la estación de penitencia en la tarde del Viernes Santo, a excepción de 1759, cuando lo hizo el Miércoles Santo. En la epidemia que asoló la ciudad el año 1800 la hermandad quedó mermada, al desaparecer por la peste muchos de sus hermanos. En esta centuria padeció varias veces decaimiento. Cuando se notaba que iban incrementándose el número de cofrades, ocurrían los sucesos políticos negativos para las cofradías que se dieron lugar en este siglo, por lo que fue difícil su resurgir. A ello se sumó otro contratiempo: el hundimiento del almacén donde guardaba el paso, que quedó deteriorado.

En la época en la que residía en la iglesia de San Francisco de Paula, se reanimó y adquirió capilla, dependencias anexas y almacén para el paso. Los cultos se renovaron y como el Crucificado titular estaba en malas condiciones, en la salida del Miércoles Santo de 1833, solicitaron que les cedieran el Cristo de la Casa Profesa de la Compañía de Jesús, obra de Juan de Mesa (actual de los estudiantes), que fue el que llevaron en las andas, igualmente prestadas por la Hermandad del Despedimiento. Junto al Crucificado de Mesa figuraba la Magdalena orante y los ladrones en la cruz que entonces llevaba la Hermandad de la Quinta Angustia.

En 1851, residiendo en la iglesia del Santo Ángel, restauraron su Crucificado, que era de papelón. En el año 1915 nuevamente lo consolidarían (lo posee en la advocación de la Vera Cruz, la Hermandad de Mairena del Alcor). Cuando estaban en el Santo Ángel sacaron igualmente el Cristo del Desamparo, de este convento carmelita.

Este misterio formó en la magna del Santo Entierro en 1910 y 1948. aunque en este último año no pudo hacer el recorrido completo, refugiándose en la iglesia de la Anunciación.
Tras haber estado en San Román y también en el Santo Sepulcro y San Gregorio, desde 1932 tiene su residencia en San Martín, templo cuya administración le fue cedida en 1967. El actual Crucificado lo hizo Illanes, en 1929. También talló la Virgen de Guía, que renovó en 1971. Dos años después la Virgen de Buen Fin saldría bajo palio.

About author View all posts

Sergio Guzman

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *