Feb 15 2018

Hermandad de Santa Marta

http://www.hermandaddesantamarta.orgReal, Muy Ilustre y Venerable Hermandad del Santísimo Sacramento, Inmaculada Concepción, Ánimas Benditas y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Caridad en su traslado al Sepulcro, Nuestra Señora de las Penas y Santa Marta

escudo sta. marta

Hermandad de Santa Marta. Fundación e Historia

La Hermandad de Santa Marta nace en el año 1948 en la Parroquia de San Bartolomé. Esta corporación fue fundada por el Gremio de Hostelería, del que Santa Marta es su patrona. Su título entonces era Venerable Hermandad del Santísimo Cristo de la Caridad en su Traslado al Sepulcro, Nuestra Señora de las Penas y Santa Marta. Originariamente se creó como hermandad de Gloria, pese a su intención de erigirse como de Penitencia. La imagen de Santa Marta venía recibiendo culto desde 1946.

El 12 de julio del citado año se redacta escrito con los Estatutos de la futura hermandad y son enviados al Arzobispado para su aprobación. Dicha aprobación no se hace esperar y justo una semana después se decreta la Erección Canónica como hermandad de Gloria. En el escrito recibido por la hermandad, instaba a que los firmantes de la solicitud de aprobación constaran como Junta Directiva. El día 29 del citado mes, tiene lugar la primera Función Principal de Instituto en honor a la imagen de Santa Marta, coincidiendo con su onomástica. Dicha imagen había sido donada por quien fuera su hermano fundador, Fernando Palacios Tirado.

El 2 de marzo de 1949, esta Junta Directiva Organizadora considera que es el momento de celebrar Cabildo Electoral al haberse conseguido el fin para el que fue creada dicha Junta, por lo que era pertinente disolverla. La Junta de Gobierno resultante colocaría a Carlos Raynaud como Hermano Mayor y a Francisco García como Director Espiritual.

Tras el empeño puesto por los hermanos para la conversión en Cofradía de Nazarenos, el 28 de septiembre de 1949, reciben respuesta favorable para llevar a cabo tan deseada consideración. Hasta esa fecha, la corporación había participado en diversas acciones caritativas. Entre ellas, la Tómbola Diocesana situada junto al Archivo de Indias, cuya recaudación se destinaba a comedores sociales. 

Con la idea iconográfica ya proyectada, se buscan por el entorno imágenes para incorporar al paso. Entre éstas, un Cristo Yacente de una parroquia de Carmona, una Dolorosa cuya autoría se le atribuye a Juan de Astorga y que se encontraba en San Bartolomé o el grupo escultórico de la Piedad, en la Parroquia de Santa Ana. Los intentos no fructifican. Así como tampoco el propósito de adquirir el misterio de Los Servitas, ya que éste necesitaba una restauración tan profunda que resultó disasoria.

El entonces Mayordomo D. José Luis Ruiz Muñoz detalla un esbozo del proyecto que el imaginero Sebastián Santos tiene para la realización del paso. Más tarde, Ruiz Muñoz supo del boceto que el también imaginero Luis Ortega Bru tenía intención de presentar. Dicho boceto fue mostrado a la Junta de Gobierno, la cual tras observarlo, acordó encomendar a éste. Para la ejecución del proyecto, el imaginero comenzó su trabajo en el taller de Juan Pérez Calvo, en el barrio de la Macarena. Para terminarlo, se trasladó a unos salones del Ejército del Aire situados en la Calle San Vicente. 

El 25 de noviembre de 1952, y con la aprobación de la Autoridad Eclesiástica, se procede al traslado a la que ya es su actual sede canónica. Dicho traslado se debe a las importantes dimensiones del paso con el problema añadido de la estrechez de las calles de la zona de San Bartolomé. Con el objetivo cumplido del traslado, la hermandad se centra en facilitar la salida del paso. Para ello se propone ampliar la puerta de salida que se encuentra a la espalda de la principal. Al serle cedida una capilla en la parte trasera de la parroquia, adecenta dicha capilla y construye nueva fachada. 

El 30 de marzo de 1953, Lunes Santo, la hermandad realiza su primera Estación de Penitencia. Anteriormente, desde 1950 hasta 1952, la hermandad realizaría su estación de penitencia mediante una representación compuesta por cinco nazarenos en el cortejo de la vecina Hermandad de San Esteban.

También en 1953 se le concede a la hermandad el título de Venerable.

El año 1954 la cofradía es sorprendida por la lluvia antes de llegar a la Catedral y, tras refugiarse en la Parroquia del Salvador, retorna a San Andrés. Ese mismo año se nombra a quien fuera Vicario General del Arzobispado, Don Tomás Castrillo, como Hermano Mayor Honorario. También tiene lugar la nueva talla de la Virgen de las Penas, que sustituye a la anterior. Esta nueva talla también lleva la firma de Ortega Bru.

En 1955 se produce el fallecimiento del Hermano Mayor Carlos Raynaud, siendo sustituido por su Teniente Pedro de Torres. Dos años después, tomaría posesión quien fuera Mayordomo, José Luis Ruiz Muñoz hasta 1963.

El año 1958 la imagen de la Virgen de las Penas es sustituida por otra talla de la misma realizada esta ocasión por Sebastián Santos. Poco después se intenta el traslado de sede canónica a la Iglesia de San Hermenegildo, en la Plaza de la Gavidia.

A finales de octubre de 1961 son aprobadas nuevas reglas. En 1963, aun estando en su cargo, el entonces Hermano Mayor, D. Raúl Rispa de la Corchuela fallece. Es sustituido por D. Antonio Vigil-Escalera, Teniente Hno. Mayor. Éste renuncia a presentarse a la reeleción al considerar que el cargo debe desempeñarlo una persona del gremio.

Con la elección y toma de posesión en el año 1970 de Don Manuel Otero Luna como Hermano Mayor, se produce un periodo aperturista en la corporación. En dicho periodo se crea la llamada Junta Auxiliar de Juventud, iniciativa ésta que revitaliza la hermandad. En 1971 se adquiere una casa entre las calles Angostillo y Fernando de Herrera para la construcción de la Casa Hermandad. Finalmente este propósito no llegó a buen puerto debido a la forzosa demolición de dicha casa. Tras ésto, el Ayuntamiento expropió el solar con la intención de convertirlo en la Plaza Fernando de Herrera. 

Como celebración del XXV Aniversario fundacional, le es concedida a la hermandad la Placa de Plata al Mérito Turístico. Esta distinción no le fue entregada hasta 1978. En 1975 se proyectan nuevas reglas. Las nuevas reglas, aprobadas definitivamente en 1977, resultarían ser un modelo a seguir para otras hermandades.

Como hecho histórico, el Lunes Santo de 1976 y, sufriendo la ciudad un fuerte temporal de lluvias, se decide hacer la estación de penitencia con el Santísimo Cristo de la Caridad en su traslado al Sepulcro sobre unas andas portada por cuatro nazarenos. El resto del cortejo lo componían solamente los hermanos que portaban cirios.

El año 1977, coincidiendo con la llegada de Don Manuel Martínez Navarro como Hermano Mayor se organizan actos como el Besapiés del Cristo de la Caridad, Besamanos de la Virgen de las Penas, así como el Traslado de las imágenes al paso los Jueves de Pasión. También tiene lugar la restauración de las imágenes por Ortega Bru. Asimismo se restauran dependencias de la parroquia, siendo bendecidas por el Cardenal Bueno Monreal, el 19 de octubre de 1980. Ese día se le concede al Hermano Mayor la primera Medalla Oro de la hermandad.

En 1982, el 30 de marzo, esta hermandad se fusiona con la Sacramental de San Andrés. Ésta había sido fundada en 1514. Desde la fusión, se incorpora al cortejo penitencial un Guión Sacramental.

El Santísimo Cristo de la Caridad en su traslado al Sepulcro preside, en 1984 el Vía Crucis de las Hermandades. Las últimas reglas de la hermandad datan de 1987.

En 1989, tras el desprendimiento de una viga del techo de la Parroquia, la hermandad toma la decisión de trasladarse hasta San Martín, a escasos metros de su sede. Dicho traslado se realiza en febrero de 1990. La estancia se prolonga hasta el inicio del presente siglo. En 1991 se adquiere un edificio en la calle Daoiz a fin de construir allí una nueva Casa Hermandad. Ésta sería inaugurada en octubre de 1996. 

Entre 1998 y 1999 se celebran actos del L Aniversario fundacional. Éstos concluyen con Misa Pontifical oficiada por el Arzobispo Fray Carlos Amigo Vallejo. Asimismo, se le concede a la Hermandad de la Lanzada la segunda Medalla de Oro de la hermandad como tributo a la hospitalidad mostrada con la corporación de San Andrés en el largo periodo de exilio.

El ansiado traslado de regreso a San Andrés se produce el 1 de noviembre del año 2000. 

Un año después se le concede al que fuera Hermano Mayor, Manuel Otero la tercera Medalla de Oro de la Hermandad. 

En 2002, Viernes de Dolores, se trasladan los restos de Luis Ortega Bru a una cripta bajo la capilla de la hermandad. Un año después, bajo mandato del entonces Hermano Mayor,  Don Diego Naranjo, se instala un altar para las imágenes del Cristo de la Caridad junto a José de Arimatea, Nicodemo, Santa Marta y la Virgen de las Penas. Ésta última estrena corona obra de Joaquín Ossorio y donada por los hermanos. Un año después, Pedro Manzano restaura la imagen de la Virgen de las Penas.

En 2007, para conmemorar el cincuentenario de fusión con la Sacramental, tiene lugar un Triduo Eucarístico además de una convivencia entre hermandades sacramentales. Un año después, se celebra Función Solemne en favor de Nuestra Señora de las Penas por el L Aniversario de su imagen.

Imágenes

Cristo de la Caridad

El Santísimo Cristo de la Caridad es obra de Luis Ortega Bru en el año 1953. Es una imagen de Cristo muerto envuelto en sábanas para ser trasladado al sepulcro. Destaca el desprendimiento de su brazo derecho. Esta talla ha sufrido significativas restauraciones, la primera en el año 1977 por su mismo autor. En ella, además de proporcionarle tonos más claros, le talla unas llagas en manos y costado que anteriormente tenía pintadas.  

En el año 2000 se vuelve a tratar la imagen. En este caso, además de tareas de limpieza de la policromía, lo más destacable es el cambio de sistema de fijación al paso, implantándole una pieza de acero. 

Ya en 2006 se le realiza una nueva intervención en la cual se le hace un estudio radiológico. Tras dicho estudio, se le tratan diversos desperfectos tales como desprendimiento de policromía y numerosas fisuras. Estos trabajos fueron realizados por Pedro Manzano Beltrán.

Nuestra Señora de las Penas

Esta imagen es obra de Sebastián Santos en 1958.  Las manos y el rostro están hechos en madera de ciprés, mientras que el candelero fue realizado en madera de cedro en la restauración realizada en 2004. En dicha intervención, realizada en el taller de Manzano Beltrán, se le tratan diversas fisuras además de trabajos en la policromía. Asimismo se le cambia el sistema de articulado del brazo, así como también la fijación de la corona. 
Lleva una diadema, obra de Jesús Domínguez, bendecida en el año 1968
 
 
 

 

 
 

Día de salida: Lunes Santo

Pasos: 1

Sede canónica: Parroquia de San Andrés. Calle Daoiz, s/n.

Hermano mayor: Antonio Távora Alcalde.

Hermanos: 2050

Nazarenos: 900

Túnicas: Negra de cola con antifaz del mismo color y cíngulo plateado.

Capataces: Manuel Villanueva.

Costaleros: 48 (profesionales).

No lleva música

 

 

Soy un cuadro de texto. Haz click en el botón editar para cambiar este texto. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

Soy un cuadro de texto. Haz click en el botón editar para cambiar este texto. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.