Semana Santa Sevilla


Nombre completo

Pontificia, Real, Ilustre y Fervorosa Hermandad y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de Burgos, Negaciones y Lagrimas de San Pedro y Madre de la Palma

Dia de procesión

Miércoles Santo

Templo

Parroquia de San Pedro de los siglos XIV, XVI y XVII en la plaza de San Pedro.

Recorrido

19.35. Plaza San Pedro – 19.40. Imagen – 19.45. Plaza de la Encarnación – 20.10. Plaza Villasís – 20.10. Orfila – 20.20. Javier Lasso de la Vega – 20.38. Trajano – 20.48. Plaza Duque de la Victoria – 20.55. Alfonso XII – 21.03. Campana – 21.45. Plaza San Francisco – 22.15. Catedral22.55. Placentines – 23.00. Alemanes – 23.10. Conteros – 23.15. Argote de Molina – 23.20. Placentines – 23.30. Francos – 00.10. Plaza de Jesús de la Pasión – 00.30. Alcaicería de la Loza – 00.35. Plaza de la Alfalfa – 00.40. San Juan – 00.45. Boteros – 00.50. Sales y Ferré – 01.10. Plaza del Cristo de Burgos – 01.15. Plaza de San Pedro – 01.20. Entrada a Templo

Musica

El paso del Cristo de Burgos Capilla y tras el paso de palio la Banda de Musica de Julián Cerdán de Sanlúcar de Barrameda

Tunica

Tunicas negras de cola con cinturón de esparto amarillo

Historia

Virgen del Cristo de BurgosEn la iglesia de San Antonio de Papua, cuando se encontraba su comunidad de frailes franciscanos ausentes del convento y llevado al templo por un rector, un grupo de fieles se dispuso a tomar una hermandad recordando la antigua del Cristo del Buen Fin, Santo Sudario y Nuestra Señora de la Palma. Para ello, en 1882, siguiendo instrucciones de la secretaria del gobierno eclesiástico de esta diócesis, tuvieron una reunión en la parroquia de San Lorenzo en la que se trató de organizar a referida hermandad como cofradía de penitencia. Redactaron las reglas, que fueron aprobadas en 1883.

Una vez aprobados los estatutos, pusieron en marcha la cofradía. La imagen que tenían de titular, el Cristo del Buen Fin, no era la primitiva, de Sebastián Rodríguez, sino una realizada en papelón, procedente de la parroquia del Salvador, donde se encontraba la suya que había sido canjeada por ésta. Sin embargo, los frailes de San Antonio se oponían a la fundación de la hermandad, y la vicaría, en 1884, anuló el decreto constitucional. Por ello, los cofrades, aunque lograron la autorización de celebrar sus cultos y la salida procesional, solicitaron en 1888 trasladarse a la parroquia de San Pedro, lo que hicieron sin poder llevarse las imágenes, pues se opusieron a ello. En la nueva residencia dieron culto a un Crucificado que allí existía, en la advocación de Burgos, labrada por Juan Bautista Vázquez en 1573. Mantuvieron su advocación, aunque sin constar en reglas, de las que carecían.

Curiosamente, en San Antonio de Papua, años después, unas personas del barrio, procedentes de la industria de la fundición del hierro, constituyen en 1909 la cofradía del Buen Fin y Nuestra Señora de la Palma. Esto hizo que del inicial intento de rehacer la del Buen Fin surgieran dos hermandades, al preferir los cofrades de San Pedro quedarse en esa parroquia que integrarse en la de San Antonio de Papua. Entonces siguieron con el Cristo de Burgos como titular, si bien las dos hermandades llamarían a sus dolorosas en la advocación de la Palma. La Virgen de la de San Pedro fue tallada en 1884.

En los años cuarenta, al enterarse los cofrades de San Pedro de que la Hermandad de San Gonzalo deseaba incluir en su titulación el de las Negaciones, reclamaron en la Vicaría, donde les dijeron que esta cofradía del Cristo de Burgos no tenía reglas, por lo que urgentemente, en escasos días, se redactaron y fueron aprobadas por la autoridad en 1943. Eran las primeras que tenían, aunque realizaban los cultos y procesión. La razón era que pensaban que el Cristo de Burgos era titular de la extinguida hermandad de los estudiantes, que tenía el pasaje de las negaciones. Sin embargo, el Crucificado fue hecho exprofesamente para la parroquia de San Pedro.

About author View all posts

Sergio Guzman

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *